LOPD

El Plan de Protección de Datos recoje el conjunto de medidas necesarias para adaptar su empresa a la Ley Orgánica de Protección de Datos, que afecta prácticamente al 100% de las empresas, comercios, comunidades de propietarios y organizaciones españolas. Todos aquellos que tengan datos de caracter personal (los relativos a empleados, clientes, proveedores...) deben adaptarse bajo sanción por incumplimiento. Cualquier persona física o jurídica, tanto pública como privada, que para la realización de su actividad, utilice datos de carácter personal.

Ello significa que todas las empresas, profesionales autónomos, asociaciones, comunidades de propietarios, o comercios, están obligados a adaptarse y cumplir la normativa en materia de protección de datos, cuando por razón de su actividad diaria utilicen datos identificativos de personas físicas, como pueden ser los relativos a clientes, proveedores, empleados , expedientes, partes de trabajo...

Cualquier información numérica, alfabética, gráfica, fotográfica o acústica referida a personas físicas identificadas o identificables. El DNI, el nombre y los apellidos, la dirección de correo electrónico, las imágenes, las nóminas, son algunos de los datos habitualmente utilizados en la actividad diaria de cualquier organización, cualquiera que sea su tamaño, y que deben de ser debidamente protegidos de acuerdo con los niveles de seguridad previstos por la normativa de protección de datos.

Entre otras:
-La falta de declaración de ficheros, hasta 60.001€.
-No disponer del documento de seguridad, hasta 300.506€.

A través del Plan de Protección de Datos, su empresa podrá adaptarse a la normativa en materia de protección de datos, y obtener una certificación de adaptación a la LOPD a través de:

  1. Asesoramiento inicial.
  2. Inscripción de Ficheros ante la Agencia Española de Protección de Datos.
  3. Redacción de documentación jurídica.
  4. Elaboración del documento de seguridad.
  5. Formación


1. Cumplir una obligación legal. La normativa de protección de datos es de obligado cumplimiento, e incide en las empresas y organizaciones igual que la normativa contable, fiscal, laboral o sectorial.

2. Evitar sanciones. Las consecuencias del incumplimiento de la normativa en materia de protección de datos, son sanciones cada vez más frecuentes que pueden oscilar entre los 600 y 600.000 euros, en función de la gravedad de la infracción.

3. Mejorar los procesos internos y la imagen de la empresa, aportando seguridad y confianza.

4. Evitar la paralización de la actividad, en caso de que se acuerde la inmovilización de ficheros por incumplimiento grave de la normativa en materia de protección de datos.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Log in

create an account